Por favor, no regreses de la Luna- Dean Bakopoulos


Titulo: “Por favor, no regreses de la Luna”
Autor: Dean Bakopoulos
Género: Novela
Paginas: 246










Sinopsis:
El verano que Michael Smolij cumple diecisiete años, su padre se va de la casa. Solo deja una nota: “Me voy a la Luna. Me lleve el dinero”. Uno a uno los hombres abandonan el barrio obrero en los suburbios de Detroit, donde hasta entonces habían vivido, criado a sus familias y trabajando en una época mucho más prometedora.

Incapaces de alejarse del ámbito que sus padres abandonaron, Michael y sus amigos sobrellevan como pueden la adolescencia hasta que la inquietud sobre lo ocurrido se apodera de ellos y amenaza con llevárselos también.

Entonces Grisel dice:

Debo decir, antes que nada, que lo primero que me atrajo del libro fue su titulo. Escondido entre entregas más corpulentas, gritaba que lo salvase del aprisionamiento en esa estantería.

Yo quería algo para leer y pasar el rato, él deseaba mostrarme su mundo.

Devorado en un día y medio, la sensación que me dejó esta historia fue una de las más agradables y melancólicas que he tenido en mucho tiempo.

Michael nos introduce en un mundo tranquilo de familias típicas y sensaciones normales. Al instante uno puede sentirse identificado en los dichos o incluso en los silencios, acompañados de escenarios simples.

Se produce un click ni bien comienza. Ese que a medida que pasa la trama uno va notando como genera una bola enorme de sentimientos, contradicciones y aceptaciones.

Si, Michael poco a poco se da cuenta que el final llega para todos, y así como lo veía reflejado en otras familias de su barrio, la desconcertante sensación de pérdida se instala en él cuando que ve partir a su propio padre.

Entrando en una especie de burbuja, quiere mentirse. Desea evitar enfrentarse con la realidad oscura. Pero la vida se encarga de sacarlo de ese lugar seguro, dándole experiencias y herramientas que logran romper con de ese momento detenido en el tiempo.

Puede que la partida de su padre no tenga sentido. Puede, además, que no haya justificación para el abandono de un hombre hacia su familia. Sin embargo, la vida a través de los ojos de Mike, nos muestra que no existen los negros y los blancos. Que los grises predominan y que todos, aun con nuestras mayores fortalezas erguidas podemos flaquear ante la vida en cualquier momento.

Aprender de ello, será como siempre, nuestra decisión.

Calificación: 9/10

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

1 comentarios:

Athena Rodríguez dijo...

Oh, no sabía de este libro, gracias por reseñarlo, por compartirlo, su historia me ha interesado mucho.

Publicar un comentario